miércoles, 19 de junio de 2013

Imitando a Rodilla: sandwich de queso con gambas.

Me encantan los sandwiches de Rodilla, pero no tengo ninguno cerca, de modo que, para esas tardes que me apetece merendar este tipo de sandwiches, he acabado descubriendo algunas recetas.
Este es uno de mis favoritos: queso con gambas. Los ingredientes son sencillos: queso tipo Philadelphia, mayonesa light, unas gotas de limón y gambas cocidas. Yo cocí las gambas en el estuche de vapor para el microondas.
La preparación es muy fácil: mezclar el queso con una cucharadita de mayonesa y unas gotas de limón y las gambas, al gusto, cortadas muy pequeñito. Lo untamos en el pan y ¡a disfrutarlo! Yo usé un pan multicereales. 
¡Me encanta el resultado! ¿Y a vosotros?

lunes, 17 de junio de 2013

Robot de fieltro azul.


Hoy os traigo un nuevo robot de fieltro. Este quiere ser estrella de rock, y por eso lleva esa estrella en el ojo. Es un robot azul turquesa que sirve de colgante, pero lo podemos convertir en llavero o broche si lo prefieres. Lo podéis encontrar a la venta en nuestras tiendas en Artesanio y Artesanum o poniéndoos en contacto con nosotras en elmundoconfieltro@gmail.com. 
¡Un rockero beso a todas!

viernes, 14 de junio de 2013

Productos terminados


Hoy vengo con un post de productos que he terminado. El primero que os traigo es esta crema de Victoria Secret. Son unas mantecas espectaculares: hidratantes y con un olor maravilloso que permanece durante horas en la piel. ¿La única pega? No las venden en España. Pero si este verano visitáis EEUU o algún otro país donde existan tiendas de esta marca, no dudéis en entrar y oliquearlas todas. Son realmente fantásticas. Repetiré sin dudarlo.


También he terminado este vaporizador de Hugo Esentials con olor a caramelo y vainilla que compré en IHerb. Huele impresionantemente bien y es realmente barato, pero el olor no dura nada de nada. Una lástima. No repetiré.


Acabé esta pequeña manteca corporal de The Body Shop. No me disgustan las mantecas de esta marca, son hidratantes y huelen bien. Esta tenía un olor maravilloso y suavecito a jazmín. Pero creo que son excesivamente caras. No se corresponde la calidad con el precio. no repetiré a no ser que encuentre alguna oferta interesante de esas que salen de vez en cuando.


Terminé este sérum que también compré en IHerb. Tiene ácido hialurónico. Ni fú ni fa. Al principio me gustaba, pero no creo que me haya servido de mucho. No repetiré.

Y hasta aquí los productos terminados de hoy. Y vosotras ¿habéis probado alguno de estos productos?¿Qué pensáis sobre ellos?

¡Pasad un buen fin de semana y disfrutad del sol!

miércoles, 12 de junio de 2013

Nuevo menú en el estuche de vapor Lékué

Hoy os traigo otro menú para el estuche de vapor. Yo tengo el de la marca Lékué y estoy encantada con él, le estoy dando mucho más uso del que pensaba cuando me lo compré. Se usa básicamente para cocinar al vapor en el microondas y en el horno y la comida sale sanísima y ¡buenísima!


De primero, brócoli con crema. Ponemos un poco de agua en el fondo del estuche, encima el brócoli y lo metemos unos cinco minutos en el microondas. Si lo sacáis y véis que está crudo, lo ponéis un poquito más. Luego le quitamos el agua (no hace falta ni abrir el estuche) y le añadimos un poquito de leche ideal (o nata, pero es menos sano) y queso rallado al gusto. Tres minutos más en el microondas y lo removemos muy bien antes de servir. ¡Buenísimo!


Y de segundo plato, pollo con setas. Yo usé dos pechugas de pollo. Puse una, encima unas setas en conserva y queso rallado y luego repetí la operación con la siguiente pechuga, terminando con setas y queso. Esta receta incluye muchas variaciones, porque podéis echar tomate, champiñones, beicon, jamón york y queso... Después, cinco minutos en el microondas y ¡listo! 
¡Espero que lo disfrutéis!

lunes, 10 de junio de 2013

Reciclando: decorar una lata de leche.

Muchos objetos que tiramos habitualmente a la basura pueden ser modificados fácilmente para darles un segundo uso. Es el caso de las latas de leche en polvo para niños. ¡Son fantásticas! Resistentes, grandes y perfectas para guardar todo tipo de objetos. Sólo es necesario que las decoremos un poquito.


En primer lugar debemos medir el alto y el largo de la lata. El alto lo podemos medir fácilmente con una regla, para medir el  largo envuelvo la lata en el papel para ver si tengo bastante y ya está. Cortamos un rectángulo que encaje en nuestra lata y la pegamos con cola blanca.
Por si nos ha quedado algún borde regular y para decorar, pegamos una línea de washi tape arriba y abajo.
Medimos unos seis o siete centímetros desde la base de la lata a lo largo de todo el lateral, señalando algunos puntos con un lápiz. Así es muy fácil pegar una cinta a juego con nuestra lata. Dejad la unión hacia delante, porque después no se va a ver. También podéis usar whasi tape.


Luego hacemos la etiqueta en la que vamos a escribir que hay dentro de la lata. Yo suelo cortar dos rectángulos (uno más grande que otro) al que redondeo los bordes con un troquel. Pego uno encima de otro para que quede como un bordecito y lo ponemos en la lata, tapando el lugar donde hemos unido el lazo.
Al final sólo tenemos que pegar un objeto que adorne en un lado, como una pluma, un botón o un lacito.

En próximas entradas os enseñaré más latas decoradas. ¡Tengo la casa llena!

lunes, 3 de junio de 2013

Magdalenas de arándanos y mi maletín de cupcakes

Este fin de semana tenía que sentarme y estudiar inglés. Pero cada vez que me sentaba encontraba una cosa nueva que hacer: he relimpiado mi casa, he leído muuuuuuucho y ¡he hecho magdalenas de arándanos! Tienen un color raro, raro, raro... ¡pero están deliciosas!


Los ingredientes son:
- 250 gramos de harina.
- 125 ml de leche.
- Un yogur de frutas del bosque con frutas del bosque (o sea, de esos con trozos de frutas)
- 100 gramos de azúcar.
- 1 huevo.
- 50 gramos de mantequilla derretida o pomada.
- 1 sobre de levadura.
- Esencia de vainilla (un poquito).
- 50 gramos de arándanos. Se deben usar frescos, pero yo puse unos deshidratados del Mercadona y están igual de buenos.

La preparación es muy sencilla:
Mezclamos la leche, el yogur, el huevo, la mantequilla y la esencia de vainilla en un bol. Por otro lado, mezclamos la harina, la levadura y el azúcar. Sobre la mezcla de líquidos, vamos tamizando y mezclando poco a poco la de la harina. Una vez que esta mezcla está hecha, añadimos los arándanos y removemos de nuevo.
Precalentamos el horno a 200º, mientras vamos rellenando tres cuartas partes de los moldes de magdalenas. Una vez que el horno está caliente, introducimos los moldes y lo bajamos a 180º, dejándolo media hora.


Y aquí los tenéis en mi última chorrada comprada... ¡con la que estoy encantada! La compré en la tienda Casa, me costó 9,99 € y es un maletín para cupcakes, tiene dos bandejas y ¡es monísimo! Ideal para guardar las magdalenas y... ¿llevarlas a pasear? 

Datos personales