viernes, 12 de julio de 2013

Palomitas en estuche de vapor para microondas

Me encantan las palomitas y he probado con cientos de miles de formas para hacerlas (bueno, a lo mejor he exagerado un pelín con lo de cientos de miles). Este es el modo que más me ha gustado.
No me gustan las bolsas preparadas para microondas, porque no creo que ese gas que le añaden sea nada bueno... No quiero comprar un palomitero que me ocupe más espacio en la cocina (ya no me caben más cosas) y me da una pereza horrible sacar sartenes o cacerolas para hacerlas en la vitro... 
En esa pereza estaba yo una tarde en la que quería palomitas sin ensuciar, cuando vi sobre el fregadero, secándose, el estuche de vapor y me dije: pues no veo porque no (frase esta que digo mucho y me ha metido en líos varias veces)
Total, un pelín de aceite, maíz para palomitas (bien barato) y dos minutos y medio de microondas. Cuando las saquéis las echáis sal o azúcar, al gusto y ¡palomitaaaaaaaaaaaaaaas!
Un pequeño truco es que, justo antes de meterlas en el microondas y con el estuche cerrado mováis el estuche como si lo sacudierais, es el método ideal para que el poquito aceite que hemos echado llegue a todas las palomitas.
¡Qué lo disfrutéis! 

4 comentarios:

  1. Malona!!
    Me veo comprando el estuche!!
    Besos, Mª José

    ResponderEliminar
  2. Anda que no estás amortizando el invento, que es una pasada, por cierto. Besotes

    ResponderEliminar
  3. Uhhhhhh pues habra que probar! Pero yo no tengo estuche para cocer al vapor... probare con un tupper...

    ResponderEliminar

Datos personales