lunes, 13 de agosto de 2012

Disfrutando del verano con granizado de limón

No hay nada mejor que llegar a casa de la piscina y tomar un granizado de limón casero. ¡El sabor es espectácular! ¿Cómo lo hacemos? 
Se ralla la piel de tres limones (sin llegar a la parte blanca, que amarga) y se cuece con el zumo de los limones y 250 gramos de azúcar dejando que hierva durante seis o siete minutos a fuego lento. Luego le añadimos un litro de agua fría y lo congelamos.
Ahora hay dos modos de proceder: el primero es sacar cada media hora el preparado e ir machacando el hielo que se va formando. El segundo, menos laborioso (y el que yo hago) es dejar que se congele casi del todo, sacar la jarra y machacarlo con una cuchara de madera o en la picadora de hielo.
Si lo queréis más sano podéis hacerlo con sacarina o edulcorante natural. En este caso, hierve sólo el zumo y la ralladura y añade el edulcorante con el agua fría.
¡Espero que lo disfrutéis!

3 comentarios:

  1. Mmmm qué rico!! :) Yo lo hago de naranja y está buenísimo. Tendré que probarlo de limón!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Ideaca para el verano, una pena tener un congelador pequeño petado con comida. XD Besotes

    ResponderEliminar

Datos personales