miércoles, 15 de agosto de 2012

Cerrado por vacaciones


A partir de hoy me tomaré unas vacaciones blogueras, más que nada porque voy a pasar unos días a un sitio sin conexión a internet. ¡Esto si que va a ser desconectar! 
En la imagen os dejo las playa de los cristales, en Galicia, un sitio muy curioso que os recomiendo visitar si pasáis por allí y hay otra en Asturias. Son sitios curiosos de la geografía española que merece la pena no perderse.

lunes, 13 de agosto de 2012

Disfrutando del verano con granizado de limón

No hay nada mejor que llegar a casa de la piscina y tomar un granizado de limón casero. ¡El sabor es espectácular! ¿Cómo lo hacemos? 
Se ralla la piel de tres limones (sin llegar a la parte blanca, que amarga) y se cuece con el zumo de los limones y 250 gramos de azúcar dejando que hierva durante seis o siete minutos a fuego lento. Luego le añadimos un litro de agua fría y lo congelamos.
Ahora hay dos modos de proceder: el primero es sacar cada media hora el preparado e ir machacando el hielo que se va formando. El segundo, menos laborioso (y el que yo hago) es dejar que se congele casi del todo, sacar la jarra y machacarlo con una cuchara de madera o en la picadora de hielo.
Si lo queréis más sano podéis hacerlo con sacarina o edulcorante natural. En este caso, hierve sólo el zumo y la ralladura y añade el edulcorante con el agua fría.
¡Espero que lo disfrutéis!

viernes, 3 de agosto de 2012

DIY: cambiando un pantalón

Hace tiempo que compré un pantalón color mostaza del que me cansé enseguida, pero como estaba nuevo no me apetecía deshacerme de él, de modo que con una puntilla en el lateral cambié totalmente el look del mismo de una manera muy fácil y en cinco minutos.
Aqui tenéis el pantalón y la puntilla que usé.
Lo primero que hice fue hilvanar la puntilla dejando un trocito por arriba para luego coserlo por detrás. Al hilvanarlo se fija la puntilla y luego podéis mover el pantalón lo que queráis que se puede coser agusto. Otra opción es pillarlo con alfileres.
Y en la parte del bajo dejé un trocito pequeñito para meterlo por dentro de la doblez.
Luego con hilo negro y mucha paciencia fui cosiendo la puntilla de modo que las puntadas se vieran lo menos posible.
Hice lo mismo en los dos lados y el cambio de look fue ¡estupendo!




Datos personales